¿LAS MASCARILLAS CON O SIN FILTRO?

Si la mascarilla no es homologada o no está fabricada con los materiales correctos, debería llevar una apertura para filtro que te permita poner un filtro homologado. El problema es que este tipo de mascarillas suponen un coste extra ya que tiene que comprar filtros frecuentemente. Además, al añadirle una capa más, esta afecta a la respirabilidad de la mascarilla, por lo que quizá dificulte tu respiración con la mascarilla puesta.

Una mascarilla homologada fabricada con los materiales adecuadas no necesita filtros o capas extra. Si una mascarilla de doble capa ha sido homologada por el laboratorio, significa que tanto los materiales como el tipo de confección protegen a la persona que lleva la mascarilla y su entorno, sin necesidad de añadir filtros o capas extra. No por llevar más capas una mascarilla protege más que otra.

Es por eso que antes de comprar su mascarilla, el usuario tiene que asegurarse que estas hayan sido homologadas.

¿CON QUE MATERIALES TIENE QUE ESTAR CONFECCIONADA UNA MASCARILLA?

Los materiales con que se pueden confeccionar las mascarillas reutilizables son muy diversos. Es por eso que se recomienda escoger una mascarilla cuyos materiales hayan pasado los diferentes controles que certifican que, bajo las normas españolas y europeas, cumplen con los requisitos de seguridad y protección.

Es importante que estos materiales hayan pasado los ensayos especificados en las diferentes normativas ya que tienen que cumplir dos condiciones básicas, una eficacia de filtración bacteriana (BFE) superior al 90% y una respirabilidad inferior al 60%. Las mascarillas de WHITE ANCHOR tienen una BFE superior al 94% (como las mascarillas FFP2) y una respirabilidad del 52%.

Estas mascarillas pueden ser de diferentes tejidos como el algodón, tejidos mixtos realizados con polyester, neopreno, bambú, poliamida, etc. Siendo el algodón el más común para este tipo de producto. Nosotros optamos por usar polyester con certificación OEKO-TEX Standard 100 en el exterior y algodón orgánico en el interior.

¿QUÉ SUJECIÓN ES LA MÁS RECOMENDABLE?

Hay muchas opiniones en torno a esta “problemática” que ha surgido debido al uso obligatorio de las mascarillas. Existen básicamente dos tipos de sujeción para la mascarilla, por un lado, la sujeción por detrás de la cabeza mediante dos gomas colocadas una en la parte trasera de la cabeza y la otra en la nuca. Por otro lado, la sujeción usando tirantes de goma que van directamente a la parte trasera de las orejas.

No hay ninguna razón que diga que una sujeción es mejor que otra. Hay diferentes factores que te lleven a elegir una o otra: la forma fisiológica de la cabeza, la posición de las orejas, las horas de uso continuado de la mascarilla, el tipo de gomas con que se han confeccionado, las preferencias personales del usuario, etc.

Es por eso que la elección es muy subjetiva y cada persona tiene unas necesidades diferentes. Nosotros nos decantamos por la opción de gomas a las orejas ya que permiten un uso de la mascarilla más rápido y sencillo. Si sueles llevar gorra, pelo largo, gafas de sol... Las gomas a las orejas permitirán que te puedas poner y quitar la mascarilla de forma más rápida, ya que no tienes que pasarte las gomas por toda la cabeza y cuello.

MASCARILLAS REUTILIZABLES VS QUIRÚRGICAS

Des de las instituciones nacionales se ha recomendado el uso de las mascarillas reutilizables para el usuario común. Se entienda como usuario común a toda persona que no necesita Equipos de Protección Individual en su día a día y que sus lugares de trabajo no están relacionados con la sanidad, cuidados personales, etc.

El uso continuado por parte de la población de las mascarillas quirúrgicas está provocando un gran incremento de los residuos plásticos innecesarios ya que este tipo de mascarillas se aconseja que no se usen más de 6 horas, por lo que una sola persona necesitaría unas 2/3 mascarillas al día (56 mascarillas al mes). Se podría considerar que son las mascarillas denominadas “usar y tirar”.

Las mascarillas textiles reutilizables y certificadas aseguran un mínimo de lavados sin que pierdan sus propiedades. Estas mascarillas no son equipos de protección individuales (EPIs) ni están destinadas para equipos sanitarios (ES) pero si han pasado los diferentes ensayos en los laboratorios y han sido homologadas, pueden asegurar una protección adecuada.

Para poder considerarse mascarilla reutilizable tiene que poder aguantar un mínimo de 5 lavados sin perder sus propiedades. La mayoría de marcas que comercializan este tipo de productos certifican unos 30 lavados como mínimo. En nuestro caso, nuestras mascarillas homologadas aseguran un mínimo de 75 lavados a 60 grados.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Más información